El mercado de plata física es totalmente diferente al mercado de plata “papel” que acostumbran las plataformas de comercio electrónico. Los precios del mercado físico difieren mucho del precio “spot” marcado por COMEX. Otros precios marcados por China por ejemplo, son superiores en un buen % al marcado por COMEX por la misma mercancía.

El mercado de plata física incluye el transporte de la mercancía y su manufactura, con todo el proceso de “contrucción”. Por ejemplo, los lingotes de 100 gramos se venden más caros en comparación a los lingotes de 1 kilo, debido a que tiene más trabajo realizarlos. El peso de la plata respecto a una inversión fija es muy superior al de otros metales preciosos, lo que aumentan los costes y dificultad del transporte. También hay que añadirle un seguro a la mercancía y medidas de seguridad adicionales para su protección a gran escala, lo que incluye unos costes que la plata “papel” virtual no tiene.

El mercado de plata física tiene también unos tiempos de espera. Todo se realiza mediante transferencias bancarias que tardan algunos días en llegar, algunas mercanías pueden tardar más de 2 semanas en ser entregadas. Lingotes de plata deben ser pedidos nuevos y tardan algunos días en entregarlos, sobre todo si es cantidad, aparte que las refinerías cumplen con otros pedidos que atender y suele haber una pequeña lista de espera. La plata física que estás comprando hoy al adquirir CryptoSilver, es entregada realmente pasados varios días. Si compras ahora CryptoSilver y realizas un retiro al instante, el metal que debemos entregarte es metal propio de nuestras reservas, mientras esperamos que nos traigan el nuevo metal. Del mismo modo, si vendes tus CryptoSilver pero no quieres recibir metal, sino Euros o Dólares, debemos usar nuestra liquidez para ello, antes de tener que vender la plata al mercado. Vender plata al mercado supone costes de transporte y transferencias, por lo que es mejor evitarlo.

2 toneladas equivalen a un millón de euros aproximadamente. Ahora mismo CryptoSilver puede garantizar envíos por esa cantidad sin que haya usuarios. Debemos tener en cuenta que para evitar vender plata al mercado (nuestros 2 millones de gramos iniciales no hay que venderlos nunca) se debe disponer de liquidez para responder a las posibles ventas a cambio de Cash y no de Metal que los usuarios realicen. Debido a que todo el fiat usado al comprar la moneda se invierte en metal, no hay fiat para responder a una venta, salvo vendiendo realmente el metal. Por ello, según avance CryptoSilver, iremos reservando una parte de las 2 toneldadas a liquidez inmediata para cubrir posibles ventas.

El diferencial de compra-venta aumentará en las próximas semanas, por lo que ahora es mejor momento de apuntarse a CryptoSilver. Sin embargo, este diferencial siempre será menor y mas económico que el mercado físico, por lo que seguirá compensando comprar CryptoSilver.

El diferencial aumentará por varios motivos:

1. Para cubrir los costes generales

2. Para que la comunidad que se cree tenga mayor margen de beneficio compitiendo con nuestros precios marcados, fomentando su fácil desarrollo.

3. Fomentará los bonos, premios y sorteos para la comunidad.

4. Fomentarán las comisiones y beneficios de futuras tiendas asocidas, emprendedores y colaboradores, facilitando un acceso internacional con tiendas locales en CryptoSilver.

CryptoSilver debe actuar como creador de mercado para garantizar la liquidez de las operaciones, como cualquier exchanger hace con las divisas que opera. Si los usuarios desean usar fiat para sus ventas, nos obliga a buscar fiat para compras. Lo que por un lado nos da buenos beneficios, pero por otro no cumple con la expectativa de plata en mano que deseamos ofrecer. Los usuarios tienen la opción de retirar su metal y vender el metal por su cuenta, fuera del sistema de CryptoSilver.

Con el diferencial actual de 0.44 – 0.50 €, Si el usuario A tiene 1000 gramos que desea vender por Euros, por lo que recibirá 440 €. El usuario B quiere comprar 1000 gramos, por lo que pagará 500 €. El beneficio para CryptoSilver es de 60 € sin necesidad de comprar o vender plata física a mercado.

Cuando nosotros compramos gramos a mercado, lo hacemos a 0.44 + % de intermediación + manufactura y transporte + seguros antes y después. Nuestro beneficio es mucho menor cuando compramos a mercado plata física lista para envío, que es lo que estamos haciendo ahora. Si CryptoSilver compra a mercado toda la plata física, cumple la función para la que se diseñó extraer plata física del mercado físico real.

Cuando se compran CryptoSilver con Bitcoins, esos Bitcoins pasan por Bitpay, que cobra su comisión y envía el dinero Fiat por transferencia, tardando unos 3 días. Ese dinero tiene que ser enviado de nuevo para comprar el metal, esperar a recibirlo y enviarlo para que esté disponible de nuevo para su envío. Con un Bitcoin a 15.000 € compras unos 30 kilos de metal físico.

CryptoSilver garantiza el poder adquisitivo con cada gramo de plata fina. Este gramo de plata está contenido en diversos medios como granalla, monedas, lingotes u objetos de decoración – cuberterias. Dependiendo de la cantidad de retiro y del stock, CryptoSilver enviará los gramos exactos a su dueño. Este no podrá elegir los objetos que recibe salvo que se le indique lo contrario. El usuario que prefiera por voluntad propia obtener plata en un determinado formato (Pandas, Eagles de 1 onza, monedas de 10 onzas, lingotes de 1 kilo, 15 kilos…) deberá pagar una prima adicional de manufactura, descontada en gramos.

Si un usuario desea una onza de Filarmónica de Viena y la cambia a CryptoSilver por gramos, esa onza está disponible para el envío inmediato a cualquier lugar que el usuario decida. El usuario tiene dos opciones, o retira su onza y la guarda en su bolsillo, o la pone a la venta por internet en busca de un comprador que pague más que lo que CryptoSilver le ofrece. CryptoSilver puede enviar la mercancía al comprador final para ahorrar un transporte al usuario.

Como hemos visto, el mercado de plata física es totalmente diferente al virtual, pero es el medio más seguro de poseer plata.